La Fórmula de Brackett 
Autor: Carmen L. Battaglia

 

  Hacia principios de 1950, Lloyd C. Brackett se había convertido en leyenda de su propio tiempo. Esto fue en parte a causa de la calidad de los perros que produjo y en parte debido a su lucidez a la hora de hacer frente a los problemas relativos a la cría de canes. Especialmente influyentes fueron sus indicaciones sobre la selección de sementales, la corrección de problemas y sobre cómo lograr mejoras a través de la cría selectiva. Brackett es considerado en los Estados Unidos como uno de los padres de la raza Ovejero Alemán. Al momento de su muerte, era el criador más antiguo de la raza, habiendo criado sin pausa desde el año 1912. El nombre de su criadero era Long Worth y el autor es recordado en el mundo cinófilo por sus teorías sobre los métodos de crianza. Brackett era un ávido lector y además, aprendía con rapidez. Sus escritos resultaron clave para echar luz a los malos entendidos y las confusiones respecto al line-breeding y el inbreeding. Uno de sus mayores logros fue haber criado más de 90 campeones en un acotado período de 12 años.

 Sus métodos e ideas no eran en realidad nada nuevos. Por ejemplo, una de las técnicas que aplicaba Brackett era estudiar los pedigríes de los reproductores en combinación con los resultados que las cruzas entre estos producían. Luego de años de observar cuáles combinaciones daban como resultado los mejores ejemplares, fue afinando sus ideas sobre la mejor manera de seleccionar las parejas a cruzar. De estas experiencias, surgió la fórmula que más tarde le haría famoso. La fórmula tampoco era novedosa en sí misma pero las ideas innovadoras sobre cómo utilizarla suscitaron mucha atención. En verdad, los criadores de animales domésticos habían utilizado la fórmula durante años; la misma, se basaba en los principios del line-breeding e inbreeding. Pero fue Brackett, junto con su inédito enfoque sobre la cría planificada, quienes la hicieron famosa. Brackett creía fervientemente en la efectividad de un método que combinaba el análisis exhaustivo de pedigríes, la evaluación de las camadas, el uso de técnicas de line-breeding e inbreeding, y un sencillo sistema de registro de datos sobre los reproductores, simple y fácil de usar. Esas ideas fueron las que lo diferenciaron de aquellos que hacían poco más que practicar el arte de la crianza. Si bien Brackett es más conocido por el énfasis que le dio al uso del método de line-breeding, no tenía reparos en aplicar el método de inbreeding si la situación lo ameritaba. Brackett sostenía que no tenía ningún sentido hacer una cruza sin antes haber recabado y evaluado la información necesaria sobre la hembra y el macho en cuestión. Nuestro autor daba especial importancia a la salud, al temperamento y a las características típicas de la raza. Sus crías planificadas estaban fuertemente basadas en los resultados observados en los cachorros nacidos de camadas anteriores. En otras palabras, Brackett aprendía de los errores cometidos.

 Brackett comprendía el valor de usar en la reproducción perros de calidad que estuvieran emparentados. De esta manera conseguía mayor concentración y homogeneidad de los genes necesarios para lograr determinada característica deseada. El método que utilizaba para reducir errores y a la vez mejorar la calidad estaba basado en la cuidadosa selección de los reproductores para una cruza determinada. Esta selección era crucial para mantener y mejorar determinadas características deseadas, a la vez que se buscaba reducir la incidencia de enfermedades y otros problemas no deseados. Brackett se hizo famoso por criar perros de calidad que exhibían tipicidad. Su estrategia de cría se basaba en realizar una serie de cruzas utilizando parientes. Se lo ha citado numerosas veces diciendo "nunca debe realizarse una cruza hacia fuera (outcross) si las cosas están funcionando bien, sólo debe usarse este método como experimento o si alguna falta o faltas están fijadas y resulta imposible eliminarlas." Era muy meticuloso en el análisis y la observación de cada semental y de la progenie que este producía, eliminando así a aquellos padrillos que no produjeran hijos mejores que ellos mismos así como a aquellos que reprodujeran faltas. Un estudio minucioso de los pedigríes de los perros criados por Brackett, muestra que sus propios sementales provenían de inbreedings o line-breedings, y que los machos generalmente estaban de alguna manera emparentados con las hembras de su plan de cría. El éxito que tuvo Brackett contribuyó a la popularidad del line-breeding. Demostró que era posible obtener considerables mejoras haciéndose de, y conservando un pool genético común por medio de la cruza de perros emparentados entre sí. Sostenía que el outcrossing (o cruza entre animales no emparentados entre sí) era el método menos aconsejable ya que introducía genes nuevos a los pedigríes, que a su vez resultaban en la aparición de diferencias y de variaciones entre las crías resultantes.

  Hay numerosos estudios que demuestran que dos hermanos enteros, aún siendo ambos hijos de los mismos padres, usualmente no poseen el mismo potencial genético. Uno de los hermanos puede heredar una serie de genes de su padre, mientras que el otro hermano puede obtener una serie de genes diferentes provenientes, por ejemplo, de un tío materno. Si bien es cierto que cada cachorro recibe la mitad de sus genes del padre y la mitad de su madre, no implica que ambos hermanos vayan a heredar la misma serie de genes. Esto explica por qué los hermanos de lechigada no siempre se parecen entre sí, y también explica por qué los hermanos no necesariamente producen hijos de igual calidad. Brackett llevaba registro minucioso de las diferencias entre los hermanos de una misma camada. Había leído mucho al respecto y ocasionalmente mencionaba en sus propios escritos los trabajos de Aristóteles y de Mendel sobre el particular. En la práctica estos autores compartían ideas parecidas.

 Brackett era un entusiasta y le gustaba comentar sus observaciones y la manera en que él creía que se podían lograr mejoras. En una declaración extraída de uno de sus artículos, dijo lo siguiente: "cada vez que dos criadores se juntan a conversar, es altamente probable que hablen sobre line-breeding. Pero puede ocurrir que el término sea utilizado sin que ninguno de los dos conozcan en realidad su significado. Parece haber mucha confusión aún entre los criadores más experimentados sobre el exacto significado de estos conceptos [N. De T.: se refiere a line-breeding y a inbreeding] y sobre las diferencias entre ellos". En varios de sus artículos Brackett menciona que este problema aparece entre los criadores reiteradamente y en una diversidad de situaciones. En una ocasión interrogó a dos criadores que estaban planificando cierto line-breeding. Se dirigió al criador que sugería recurrir al line-breeding y le preguntó, ¿"line-breeding sobre qué línea?", Brackett sabía que la respuesta que el criador le diera, daría cuenta de su real conocimiento sobre el concepto que estaba utilizando. Así, Brackett tanteaba el conocimiento de los otros. Él sabía que el término line-breeding podía tener varias acepciones. Por ejemplo, un determinado ejemplar podía ser el resultado de un line-breeding por el lado paterno o bien por el lado materno de su pedigrí. Muchas veces el término se utiliza sin mucho rigor para referirse genéricamente a perros que están emparentados entre sí.

  Brackett estaba preocupado por el futuro de la crianza orientada hacia lograr mejores ejemplares, y le preocupaba especialmente la falta de programas educativos para formar a criadores. Sostenía que "la mayoría de los criadores no formulan plan de cría alguno y que al planificar determinada cruza, rara vez piensan con qué ejemplar cruzarán posteriormente a la progenie resultante". La formula preferida por Brackett se basa en reunir y concentrar los genes pertenecientes a un pedigrí determinado. La manera en que se hace esto es haciendo hincapié en el padre del padre, es decir en el abuelo paterno de un ejemplar. Nótese en la figura 1 cómo el mismo perro aparece dos veces, tanto por el lado materno como por el lado paterno del pedigrí. A Brackett le gustaba basarse en un perro importante y hacerlo aparecer dos veces en un pedigrí de tres generaciones. Su formula básica puede expresarse de la siguiente manera: "Haz que el padre del padre sea también el bisabuelo materno". O dicho de otro modo "haz que el padre del padre sea el abuelo de la madre".

 

FIGURA 1 PEDIGREE DE UN SEMENTAL CRIADO CON LA FÓRMULA DE BRACKETT
http://www.cinofilia-sud.com/imagenes1/Brackett.jpg

http://www.cinofilia-sud.com/imagenes1/Brackett1.jpg

 

Nota: El semental que aparece circulado en ambos lados del pedigrí, es el mismo perro, y por tal motivo, deberá ser un animal de calidad sobresaliente y libre de enfermedades, ya que sus genes serán preservados a ambos lados del pedigrí y serán transmitidos al semental de la siguiente generación.


  Brackett sabía que Mendel había podido predecir con bastante sistematicidad las características que tendrían los hijos de una determinada cruza, esto era especialmente así en los casos en que se conocían bien las características de los parientes que figuraban en el pedigrí. Brackett y Mendel sabían que cuando dos individuos con antepasados conocidos se cruzan entre sí, hay más certeza sobre la progenie que pueden llegar a producir que en caso de que no haya información completa sobre estos. Mendel demostró estos principios en 1860. Brackett acogió estas ideas porque sabía que es más alta la probabilidad de que los resultados de una cruza sean inesperados si hay faltantes en la información sobre los antepasados y los hermanos de éstos. Si bien es cierto que la herencia tiende a producir parecidos entre individuos, la ciencia de la genética nos enseña a buscar debajo de los parecidos superficiales que se observan en los fenotipos para concentrarnos en las claves importantes que esconde el genotipo. Por tanto, cuando se dice que un individuo es dominante para una característica determinada, debería entenderse que un gran porcentaje de su progenie posee esa característica, lo que no significa que toda su descendencia necesariamente tendrá esa característica. En la Figura 2 se muestra la manera en que Brackett abordaría la reproducción de una hembra imaginaria llamada "A". Para ilustrar el abordaje de Brackett se utiliza el gráfico que representa a un perro dibujado con siete palotes extraído del libro de Battaglia, Breeding Better Dogs. El pedigrí representado a través de los perros dibujados con palotes nos muestra la manera en que se puede llevar un sencillo registro fácilmente codificable de las fortalezas, las debilidades y tendencias de un pedigrí. Nótese que la figura que representa a cada uno de los perros del pedigrí, se representa mediante siete partes estructurales. Basándose en el estándar de la raza, cada una de las siete partes estructurales se colorean utilizando un código previamente estipulado para representar la calidad o falta de calidad de cada parte estructural. El código de color utilizado para representar la escala de calidad de los ejemplares es el siguiente:
Color Escala Calidad a la que se refiere


Azul Primer lugar Óptima según lo que dicta el estándar de la raza
Negro Segundo lugar Menos que óptima según lo que dicta el estándar de la raza
Rojo Tercer lugar Defectuosa según lo que dicta el estándar de la raza
Gris Cuarto lugar Muy defectuosa según lo que dicta el estándar de la raza

 La Figura 2 ilustra la manera en que Brackett recolectaría información sobre "A". Las notas tomadas sobre "A" indican que hay llamados de atención sobre varias características. Los círculos trazados alrededor de una característica o un ancestro indican que esa información está faltante.

Los apuntes del criador dirían algo así:


"Los padres de la hembra eran de buena calidad, uno de sus cuatro hermanos tenía displasia y otro era monorquídeo. A otros dos hermanos les faltaban algunos premolares y una hermana era blanca. Los seis hermanos de camada eran de calidad promedio".

Debe recordase que el valor de una hembra debe determinarse también por lo que produce. En este caso, los apuntes del criador sobre los cachorros nacidos de la perra "A" podrían decir lo siguiente:

"Su primera camada fue producto de una cruza con un macho de buena calidad con un pedigrí abierto. Los cuatro cachorros nacidos, resultaron de calidad mediocre, uno de ellos nació con un color descalificatorio, fuera del estándar, otros dos nacieron con prognatismo y uno con displasia. Su segunda camada, fue producto de un line-breeding con otro perro de calidad, esta vez el semental estaba emparentado con el padre de "A". De los ocho cachorros nacidos, dos murieron de enfermedades cardiacas, uno fue diagnosticado con displasia de cadera y a otros dos les faltaron premolares."

Estos apuntes resumidos sobre las características de la perra "A" resultan útiles ya que nos dan un pantallazo general de sus cualidades.

FIGURA 2 PEDIGRÍ ESQUEMÁTICO CON PALOTES 
http://www.cinofilia-sud.com/imagenes1/Brackett2.jpg 

Nota 1. Primera cruza, N=4, con un macho de pedigrí abierto. Cachorros nacidos: 
1 con manto blanco, 2 con prognatismo, 1 con displasia y 4 de calidad mediocre. 


Nota 2. Segunda cruza, N=5, line-breeding. Los cachorros: 2 de 8 murieron de problemas cardiacos, 2 con premolares faltantes y 1 con displasia, todos de calidad promedio.


Nota 3. Hermanos de camada de "A" (N=6): Uno monorquideo, 2 con premolares faltantes, una hermana blanca. Todos de calidad promedio. 


Nota 4. El padre y la madre de "A" Ambos eran de buena calidad, pero su madre que fue cruzada en tres oportunidades con tres machos de diferentes calidades, siempre produjo hijos de calidad promedio. Poco se sabe sobre el padre de "A".

 

  Brackett y Mendel hubieran tomado notas similares sobre los sementales con los cuales se cruzó a "A" así como sobre su progenie. Luego de dos cruzas que dieron resultados poco satisfactorios en cuanto a conformación, salud, además de un cachorro con color descalificante, ni Brackett ni Mendel hubieran vuelto a cruzar a la hembra "A" en una tercera oportunidad, ni aún en el caso de que estuviera disponible un semental top productor de progenie sobresaliente. Sencillamente la experiencia indica que esa hembra no debiera cruzarse. Aún si el objetivo fuese producir ocasionalmente algún cachorro de calidad promedio, esta sería una hembra riesgosa de usar ya que su pedigrí tiene el potencial para producir cachorros mediocres y con salud deficiente, muchos de los cuales pueden además ser portadores. Brackett se preocupaba especialmente por este tipo de hembras ya que sabía que la mayoría de los compradores de cachorros quieren asegurarse de que el cachorro que se llevan es genéticamente sano, que no se va a volver agresivo y que no va a espantarse ante cualquier situación inusual. Entonces, una de las rezones principales para no volver a cruzar a la hembra "A", es que sus hijos probablemente se conviertan en la mascota de alguna familia y que luego requerirá cuidado veterinario permanente durante toda su vida.

 

Variaciones en la Fórmula 


Los criadores pronto se dieron cuenta de que se podían introducir ciertas variaciones a la fórmula preferida por Brackett, la cual estaba basada en las fortalezas y debilidades de la hembra. Si bien las variantes no eran tan productivas como la fórmula preferida por nuestro autor, servían igualmente el objetivo de concentrar y homogeneizar los genes de un pedigrí. Las variaciones de la fórmula de Brackett serían las siguientes: Haz que el padre del semental de la lechigada (abuelo paterno de los cachorros) sea el mismo perro que es abuelo de la perra, pero esta vez será el abuelo paterno en lugar del abuelo materno de la perra. Otra posible variación es que el semental, padre de los cachorros, sea el resultado de una cruza entre una hermana y su hermano (o su medio hermano), por tanto el semental en este caso será producto de un inbreeding. En el caso de una hembra defectuosa como "A" con un pedigrí abierto que no ofrece ningún punto fuerte para transmitir, ninguna de estas fórmulas será de utilidad.

La selección de hembras y machos para cruzar, siempre debe tener por objetivo mejorar defectos existentes en los pedigríes y corregir defectos o debilidades. Lo contrario, es una total pérdida de tiempo.-

 

DATOS SOBRE EL AUTOR


Carmen L Battaglia es magíster y doctor por la Florida State University. Como juez del AKC, investigador y escritor, ha sido líder en la promoción de la crianza con el objetivo de criar mejores perros. Es autor de numerosos artículos y varios libros y además diserta con frecuencia por radio y TV. Sus seminarios sobre la crianza de mejores perros, sobre la selección de sementales y la elección de cachorros han sido recibidos con entusiasmo por los diferentes clubes de razas de todo el país. 
Quienes estén interesados en saber más sobre sus artículos y los seminarios que dicta, deberán visitar el siguiente sitio: 
http://www.breedingbetterdogs.com

Referencias bibiliográficas:
Battaglia, C. L. - Breeding Better Dogs, BEI Publications, Atlanta, GA 1986
Bell, Jerold S. "Choosing Wisely", AKC Gazette, August 2000, Vol. 117, Number 8, p-51.
Bell, Jerold, S. "Developing Healthy Breeding programs", Canine Health Conformance, AKC Canine Health Foundation, Oct. 15-17,1999. St. Louis MO. 
Brackett, Lloyd, C. Planned breeding, Dog World Magazine, Chicago, Illinois, 1961. 
Willis, Malcomb, "Breeding Dogs" Canine Health Conference, AKC Canine health Conference, Oct. 15-17, 1999.
St. Louis, MO.