Historia del Labrador Retriever

 

Para entender el origen del Labrador Retriever se requiere un estudio de la historia de Terranova. La isla de donde él vino. Según Ricardo Wolters, probablemente el mejor cronista moderno de la raza, las primeras personas en establecerse en Terranova fueron los esquimales de Dorset. Sin embargo, ellos no tenían ningún perro. No hay allí evidencia alguna de cualquier perro que habitara la isla cuando ellos llegaron.

El Labrador proviene de una mezcla tan variada como desconocida. pero el aislamiento de Terra Nova permitió que sus antepasados adquirieran una uniformidad excepcional . Mas tarde el perro de agua tuvo que convertirse en el ayudante de la caza; 200 años de selección como mínimo.

El "nuevo mundo" era ya conocido en el decimoquinto siglo por balleneros y pescadores. Comerciantes de Bristol (Inglaterra) descubrieron Terranova en 1494 y la Compañía del Bristol intentó establecerse en 1504; sin embargo, no lo hizo hasta 100 años más tarde; casi completamente habitada por pescadores que bajaron de las naves. Durante casi dos siglos la isla no tuvo ninguna ley ni vigilancia, y las escuelas e iglesias eran inexistentes.

A pesar de esa vida dura los pescadores de Terranova resistieron y la industria creció y prosperó. Cada año flotas de barcos pesqueros de Inglaterra y otras naciones europeas fueron enviados a pescar en sus aguas. El pez salado y seco se envió a los países europeos.

Yo proporcioné una corta visión de la vida en Terranova para dar alguna idea del ambiente en el que el Perro cobrador de Labrador se originó y se desarrolló. De donde vino el perro originalmente es una cuestión abierta. Hay muchas teorías sobre el origen del Labrador. Una dice que desciende del perro de Terranova. Sin embargo, no hay ninguna evidencia de que existió cualquier perro en Terranova antes de la llegada de los pescadores y generalmente se está de acuerdo en que los antepasados del perro de Terranova fueron llevados a la isla por pescadores de los países europeos.

En la isla existía abundante caza y un buen perro de caza podría proporcionar comida para complementar la dieta de pescado, por lo que se cree que los primeros colonos trajeron o importaron perros de caza. Entonces ambos perros de Terranova (más grandes y más pequeños) tuvieron que ser traídos de otra parte.

En 1662, W.E. Cormack, un nativo de St. John cuenta que vio perros de agua pequeños que describe "admirablemente entrenados como perros cobradores en caza de aves y de pelo liso y corto que era preferible en tiempo helado ya que los de pelo largo tenían dificultades con el hielo para salir fuera del agua."

Puesto que la utilidad era un factor importante, los perros también tenían que ser buenos y fuertes nadadores y ser lo bastante pequeños para que los pescadores los pudieran alojar en su embarcación.

El Labrador que caza y que nada no pasó inadvertido por los deportistas ingleses. Cuando las organizaciones de caza del faisán, el urogallo y las perdices se hicieron populares entre el señorío a fines del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX se volvió la costumbre de reemplazar pointers y setter con perros cobradores. Al comienzo fue conocido como "perro cobrador". Se importaron muchos perros de Terranova y sus dueños los consideraron inmensamente superiores como perros cobradores a cualquier otra raza.

Coronel Hawker, en l830, se refirió a la raza St. John de perros de agua como, "por lejos el mejor para cualquier tipo caza, él es generalmente negro y nunca más grande que un pointer"

El Conde de Malmsbury acredita haber importado el primer St. John o perros de Labrador antes de 1830 su hijo (1807-1889) importó muchos y los crió. Otros que importaron perros de Terranova aproximadamente en 1835 fueron el Duque de Buccleuch y su hermano el Señor John Scott

El Conde Malmsbury en una carta escrita al Duque de Buccleuch dijo, "Nosotros siempre los hemos llamados nuestros perros de Labrador y hemos guardado la raza tan pura como pudimos. La raza puede ser reconocida por su manto y por su cola parecida a una nutria." Sin embargo, no todos los criadores cuidaron la pureza." Muchos criadores, comprendiendo las calidades excelentes del Labrador lo cruzaron con otros perros cobradores. Si un Labrador se cruza con algún otra raza, casi siempre mantuvieron su predominio y sus descendientes fueron la mayoría Labrador.

El Perro cobrador de Labrador fue primero reconocido como una raza especial por el Kennel Club de Inglaterra el 7 de julio de 1903 y luego como una Raza separada en 3 de noviembre de 1903 y en forma definitiva el 7 de Enero de 1905 en que fueron clasificados como una variedad de perros cobradores.

En 1923 en Holanda se escribió un artículo en el que se describen varios puntos de la estructura de raza:

Altura a la espalda ( a la cruz): 21 a 23 pulgadas, hembras 2 o 3 pulgadas menos

Peso promedio: alrededor de 60 libras

Manto: Liso, ni ondulado ni rizado, espeso y mejor corto. Los machos tienen un manto más duro y más tosco que las hembras.

Cabeza: Cráneo ancho y suficiente abovedado. las Orejas bastante atrás y puestas bastante alto (pero no como un Collie) y bastante pequeñas. Evitar la cabeza como un mastín, pesada y con orejas caídas. El ' stop' no muy pronunciado. El hocico debe ser lo opuesto a un formato snippy.

Color de ojos: Castaño - el color caramelo da un aspecto afectuoso y generoso característico de la raza y esto predomina.

Hombros y cuerpo: Hombros más bien puestos atrás, pecho ancho muy bien resaltado, cuerpo compacto, espalda recta y buen lomo.

Pies y patas: Patas delanteras rectas y pies mejor como gato. Los pies alargados deben ser evitados.

Cola: A nivel con un parecido íntimo a la cola de la nutria, es decir corta y espesa al tacto con el pelo debajo casi dividido

Apariencia general: La apariencia general debe ser de una fuerte construcción, perro corto y muy activo - ancho en la cabeza, con manto liso sobre el pecho y denso, libre del rizos y ondas - el cráneo suficiente ancho - la cola corta y recta - ojos color caramelo los pies pequeños y rectos."

Recién en 1917 el primer Labrador fue registrado en el American Kennel Club. En 1927, había sólo veintitrés perros cobradores de todos los tipos (Labradors, goldens, flat coat, curly coat y Chesapeake) registrados en el AKC. Durante los años 20, los deportistas americanos, intentando emular el deporte escocés de la caza, habían traído scottish, armas compradas a los armeros de Londres y perros importados de los kennels británicos. Algunas familias adineradas convirtieron sus propiedades virtualmente en cotos de caza. Las primeras pruebas autorizadas por AKC fueron en 1927

La primer exposición especializada anual se celebró el 18 de mayo 1933 en Nueva York. El juez era la Señora Mariscal Field, Mejor de la Muestra se otorgó a Mr. F. B. Lord's Boli of Blake que fue el primer Labrador en ganar su campeonato americano. (Nov. 1, 1933)

El primer Best in Show Labrador en Estados Unidos, Ch. Earlsmoor Moor of Arden. Cuando Labrador era una raza relativamente rara, su récord de exposiciones, igual que hoy, era considerado notable.

Los deportistas americanos adoptaron la raza de Inglaterra y como consecuencia desarrollaron y entrenaron el perro para la caza. Hoy, como en el pasado, el Labrador entrará ávidamente en el agua fría de hielo en Minnesota a recuperar un pájaro; trabajará cazando palomas en el calor del Sudoeste todo el día y su único premio es una palmada por un trabajo bien hecho

Los pescadores vascos, o también considerados bretones fueron los descubridores de las ricas aguas en peces de la isla de  Terranova. Sus homólogos portugueses no fueron los últimos en llegar, como tampoco lo fueron los ingleses, todos ellos que complementaron sus actividades con los Labradores. En suma muchos barcos cruzaron las aguas de Terranova, animando el establecimiento provisional de colonias que después serían definitivas. Estos modestos pescadores, de orígenes muy distintos, son sin duda alguna el origen de la introducción de la especie canina en Terra Nova.

                                 http://sphotos-h.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash3/553387_10151972490380074_1009780761_n.jpg

Estos animales servían para vigilar almacenes donde se preparaba y salaba el pescado. De esta forma, todos los pescadores de distintos países tenían que someterse a una temible competencia. La abundancia de restos les permitía mantener una colonia entera de perros. Además los Labradores ayudaban a los pescadores a tirar las redes de las barcas en la riberas y a atrapar los peces que intentaban escaparse. Esta utilización del perro es actualmente tradicional en determinadas regiones, como el Algarve portugués.

Historia

El Perro recogedor Labrador se desarrolló en Inglaterra en el medio 1800s por un lote de criadores privados dedicados a desarrollar y refinar el 'gundog' o perro de caza perfecto.

Antepasados

Está bastante claro que no había ningún perro indígena en Newfoundland cuando las primeras compañías de pesca llegaron. Si los americanos nativos tenían alguno, los exploradores nunca los vieron. Así que es bastante probable que los perros de Agua St.Johns vienen de la vieja Inglaterra. Hay también alguna especulación que el antiguo perro St. Hubert también se podría haber traído de allá; las ilustraciones que existen de la época muestran una raza de perro negro con orejas caídas que tienen un cierto parecido con el Labrador.

Nosotros sólo podemos especular lo que pasó, pero sabemos que los pescadores de bacalao que salían de Bretaña para practicar la "pesca de orilla ." Se usaban perros pequeños para la pesca y ellos trabajando en equipo de cuatro pescadores; dos en el bote y dos en la orilla preparaban r y curtían el pescado. Necesitaban de un perro pequeño que entrara y saliera con frecuencia del bote y que tuviera el pelo corto y repelente al agua para que no arrastraran ésta en cantidades cuando entraban al bote. Estos perros además habían desarrollado un alto instinto para ayudar a recuperar las redes y las líneas de los pescadores como también trabajar en condiciones muy duras de clima sin agotarse prematuramente cuando la jornada era de más de 20 horas.

El perro desarrollado para estos trabajos puede encontrarse en varias variedades: uno más pequeño para los barcos de pesca, y una más grande con un pelaje más grueso para los bosques. El perro más pequeño se llamó, Lesser St. Johns, Lesser Newfoundland, o Labrador. Definitivamente esta raza se originó en Newfoundland; y no sabemos por qué el nombre "Labrador" . Es posible que se deba a una confusión geográfica de la época según. Charles Eley, en Historia de Perros recogedores.

 

El Siglo Siglo

Con la llegada del siglo 20 , estos perros recogedores estaban aparecen en los eventos del Kennel Club y el Perro recogedor Labrador recibió su registro de raza pura en 1903.

Las primeras dos  primeras décadas en el siglo 20 se vieron  en Gran  Bretaña la formación de algunos  de los caniles más influyentes y que mantuvieron la base de la raza como hoy la  conocemos.

Se importaron los primeros Labradores a los Estados Unidos durante el Primera Guerra Mundial y el AKC los clasificó como "Perros Recogedores"; pero no fue hasta finales de 1920 cuando los perros recogedores fueron   clasificados en la raza que hoy  conocemos  en el AKC. El Perro recogedor Labrador se ha usado intensivamente en los EE.UU. como un perro de caza; el Club Americano del Labrador Retriever. (LRC, Inc ).

Las dos Guerras Mundiales disminuyeron significativamente la raza (también lo hizo con otras). Después de que la segunda Guerra Mundial se verificó el aumento del Perro Labrador Retriever en los Estados Unidos, y el canil Sandylands de Bretaña, a través de las importaciones se  influyó en la forma y direccionamiento que se dío a la gestación de los Labradores. Las dos Guerras Mundiales disminuyeron significativamente la raza (también lo hizo con otras).

Después de la segunda guerra mundial el labrador empezó a cobrar popularidad (valga el juego de palabras). Poco a poco fue demostrando sus grandes cualidades como perro de caza, pero lo que le valió la mayor popularidad fue su buen carácter sumado a su apariencia agradable.

Hoy en día el perro labrador retriever es usado para muchas actividades además de la cacería. Es uno de los perros preferidos para los grupos K-SAR (perros de búsqueda y rescate), como guía para ciegos, perro de asistencia, perro de terapia y la mascota canina más popular en todo el mundo.